8 may. 2011

El Rey sin trono (I)



LeBron, cuándo aterrizó en el 2003 en el equipo de Ohio cómo nº1 del Draft. Viniendo de uno de los mejores draft's de la historia, que se podía esperar? Mucho. Y sin embargo, se quedaron cortos.

Cuándo un jugador de 17 años es más mediático que muchos otros deportistas profesionales de élite; cuándo sus partidos de instituto son retransmitidos a nivel nacional; y su primer contrato es de 90 millones de $; se supone que va a ser alguien especial.

Cuándo en los años posteriores a su elección, cambia por completo el rumbo de su franquicia, SU franquicia; cuándo en sólo 4 años lleva a su equipo del último puesto de la liga a unas finales de la NBA, demuestra que puede ser  más que decisivo y todo un líder dentro y fuera de la pista; que no va a ser uno más, ni siquiera entre los mejores. Cuándo consigue liderar a su equipo en puntos, rebotes, asistencias, tapones y robos, con unos promedios asombrosos, que mejora año tras año, y  además bate todos los récords de precocidad establecidos, queda claro que va a dejar huella en la historia de este deporte.

Pero cuándo todas estas cosas suceden, no se vuelven a repetir en muchos años, por lo que deberíamos considerarnos afortunados de poder estar viendo a un jugador de su calibre, campaña tras campaña.

Me considero una persona bastante objetiva, a veces, supongo. Cómo todo el mundo vamos.
Y creo que desde ese punto de vista puedo afirmar que ningún jugador de baloncesto en los últimos años se acerca al nivel exhibido por LeBron James. MVP's aparte, el dominio que ejerce sobre el juego, sus estadísticas, el hacer mejores a sus compañeros, lo demuestran con creces.

Y todo eso, aparte del espectáculo que ofrece. Que es mucho. Muchísimo. Porque la NBA al fin y al cabo es un negocio de espectáculo...

Pero hay un problema, y es que por increíblemente bueno que sea, el máximo reconocimiento en el baloncesto, el mayor premio que otorga este maravilloso deporte, es y será siempre colectivo. Por eso tengo claro que cuándo tenga un poco de suerte, y la ayuda suficiente de unos grandes compañeros, seguro que por fin conseguirá su ansiada recompensa. Porque él no puede dar más de sí.


Este es un vídeo de su año Rookie, dónde se puede apreciar que aparte de su portentoso "físico", el cuál trabaja y mejora año tras año cómo todos, se esconde un talento innato. Dedicado especialmente a los escépticos, de uno de los mayores portentos de la historia del baloncesto.


- "Olvida el talento y la habilidad atlética, es su madurez la que está años luz por delante" Celtics Head Coach, Doc Rivers

3 comentarios:

  1. Pues que decir tio, a mi es q me cae gordo, será por su actitud "chulesca".

    Donde esté McGrady! jaja

    ResponderEliminar
  2. LeBron james best.

    este tipo es una bestia, y en este playoff lo esta demostrando.

    ResponderEliminar
  3. McGrady era mi jugador admirado antes, pero porque dormía 14h al día. Ahora LéBron ocupa ese puesto muy por encima del resto. Tiene algo..

    ResponderEliminar