30 ago. 2011

Más favoritos que nunca



Mañana empieza el eurobasket de Turquía y todas las miradas están puestas en los nuestros. Actuales campeones y la única selección de las favoritas que no presenta bajas importantes. Analizando nuestro equipo y los rivales parece que esta vez no tenemos a nadie a nuestro nivel, o si?


Posición por posición tenemos la mejor selección del torneo, un equipo capaz de jugar a lo que quiera y seguramente el grupo de jugadores más unido y que más partidos llevan jugando juntos. Calderón y Ricky son la mejor pareja de bases del torneo, la más compensada y con Sada como tercer base y la aportación de Llull en momentos puntuales la posición está más que blindada. También tenemos a dos de los mejores escoltas europeos de los últimos años, Navarro y Rudy, y nos permitimos el lujo de tener a Fernando San Emeterio, actual MVP de la ACB, como un jugador totalmente secundario. La posición de alero es nuestro principal problema, Rudy NO es alero y San Emeterio no cuenta con la confianza de Scariolo, mientras que Claver parece que va para jugar de 4. Nuestro juego interior es el mejor del torneo, los hermanos Gasol están mejor que nunca y Felipe aportará como siempre; pese a la baja de Fran Vazquez, que nos daría un puntito más, el "fichaje" de Ibaka nos aporta un punto de músculo y agresividad que se complementa muy bien con los Gasol. Los grandes peros de esta selección son el exceso de bases y escoltas, la falta de aleros de 2 metros y la problemática del reparto de roles dentro del equipo. Con el tiempo se verá, pero Carlos Suarez solucionaría nuestros dos primeros problemas, y es que Rudy puede atacar perfectamente contra jugadores de 2 metros pero puede pasarlo muy mal al poste con jugadores como Savanovic o Turkoglu. El otro problema es la actuación de Sergio Scariolo que pese a tener la mejor selección debe tener en cuenta varios puntos: mantener motivados y concentrados a todos los jugadores dentro de sus papeles; no cargar con minutos a gente importante (no sobrecargar a Calde y quemar a Pau); vigilar las defensas sobre exteriores que nos postean; forzar a que cada uno juegue en su puesto, está bien tener pivots “tiradores”, pero sin abusar, Marc debe pelearse en la pintura;  rotar a los cañoneros el día que tengan la pólvora mojada, y no intentar lucirse con la pizarra cuando deben ser los que están en la cancha los que resuelvan.  Desde luego, con estos mimbres, no tenemos excusa para no volver con la medalla de oro.


A un partido, cualquiera puede ganar, pero, a priori, las selecciones más peligrosas son Serbia, Turquía y la anfitriona Lituania, como ya nos demostró en la preparación. Serbia aún es una selección joven que ya demostró que puede ganarle a España, pero sin Pau ni Calderón y estando muy acertados, además de que notarán la baja de Velickovic. Turquía está como siempre, cambian los jugadores pero el estilo es el mismo y siempre están ahí, y con Hedo Turkoglu por el medio nunca se sabe. Lituania no lleva a Kleiza, su mejor jugador en los últimos torneos, pero juegan en casa y han recuperado a jugadores importantes como Jasikevicius y Kaukenas, y con la incorporación del joven Valanciunas te la pueden liar. Después están otras selecciones, como Grecia, Rusia, Eslovenia, Francia o la Alemania de Nowitzki, que pueden darnos un susto pero que no tienen una rotación para plantarnos cara. Del resto de equipos, en los que hay uno o dos jugadores de primer nivel y el resto son de relleno, no se espera que puedan competir con todas estas selecciones pero siempre habrá alguna sorpresa.



En conclusión, tenemos la mejor selección del torneo y si llegamos con todos los jugadores enteros y motivados, y minimizamos el número de partidos “tontos” lo normal es que acabemos el torneo como acabamos el de Polonia, arrasando en los cruces.

No hay comentarios:

Publicar un comentario