15 jun. 2011

NBA Finals 2010/2011



Después de muchos meses de competición, con más o menos altibajos para cada equipo, ya se terminaron las Finales de la NBA. 4 -2 favorable a los Dallas Mavericks, contra todo pronóstico ante los "favoritos" Heat que poseían el factor cancha.

La serie estuvo igualada pese al resultado, pues ningún partido estaba decidido a falta de un minuto y salvo el último todos terminaron con diferencias mínimas. Dirk Nowitzki, justo merecedor del MVP de las Finales, supo liderar en cada momento a su equipo, siendo la referencia en los últimos cuartos y anotando en 2 partidos sendas canastas ganadoras. Bien secundado por Terry en el aspecto anotador en los 2 últimos partidos, Dirk empató el récord histórico de porcentaje de tiros libres en una final que tenía Reggie Miller, al haber anotado 45/46 TL. Además, era la principal fuente de desequilibrio ofensivo de los Mavs, ya que provocaba 2 contra 1 continuos. Cuándo estos no aparecían, anotaba con una facilidad pasmosa. Sus parciales de último cuarto, de leyenda, cómo él.
Aparte de la gran figura alemana, Dallas mostró un gran juego de equipo gracias a una buena capacidad de pase y un rápido e inteligente movimiento del balón por el perímetro. Además, los porcentajes de tiro fueron magníficos, sobre todo en el 5º partido dónde sólo fallaron 6 triples de 19 intentos.

Respecto al resto de la plantilla,  JJ Barea fue la gran sorpresa una vez más al ser capaz de ganarle la partida tanto a Mike Bibby cómo a Mario Chalmers. Repartiendo juego y anotando en los momentos calientes, el puertorriqueño fue clave en muchos de los buenos parciales tejanos. Kidd, que fue el defensor de primera línea de LeBron estuvo excelso tanto en defensa cómo en ataque, sabiendo siempre elegir la decisión correcta. Después, tanto Marion cómo Chandler pese a no poseer unas grandes estadísticas en los partidos, fueron de muchísima ayuda en defensa, y en el rebote ofensivo. Después, Stevenson, Cardinal, Mahinmi Haywood y Stojakovic cumplieron cómo secundarios muy notablemente, pese a que los 2 últimos terminaron sin jugar debido a su bajo rendimiento.

Después de esto, no se le puede reprochar a Rick Carlisle nada al entrenador de Dallas, que sólo perdió 5 partidos en estos playoffs. Este título, pone el broche a carreras que están en sus últimos años cómo la del gran base Jason Kidd, que llevó a unas finales a los Nets en 2 ocasiones consecutivas y en ambas perdió.



Sobre los Miami Heat, la principal anécdota y tema de debate en todo el mundo, es el inexplicable bajón de rendimiento de LeBron James en las Finales. Pese a todo, parecía que no iba a notarse cuándo Wade comenzó a tomar el liderazgo del equipo en los 3 primeros partidos, asumiendo todas las responsabilidades y llevando a los Heat a un cómodo 2 - 1 tras haber perdido el 2º partido en casa. Pero fue un espejismo, por que a partir de ese partido tanto en defensa cómo en ataque en el equipo de South Beach no supo cómo jugar ante el buen hacer de los tejanos. El  4º partido, fue determinante la pobre actuación del 6 de Miami con tan sólo 8 puntos, siendo su peor anotación histórica desde que juega en la NBA.
Intentó compensarlo con un tímido 17-10-10 en el quinto partido, pero Nowitzki y Terry seguían inspirados y no cedieron la victoria.

Sobre la plantilla de Miami, Bosh tuvo grandes y peores momentos, destacando el tiro ganador de tercer partido, tras su pésima defensa a la canasta ganadora de Dirk en el segundo partido. Pese a ello, no estuvo fino y se notó, sobre todo cuándo la principal referencia Heat en los playoffs desapareció en el aspecto anotador. El gran beneficiado de esto, por otra parte, fue Mario Chalmers, que ahora podríamos decir que pertenece al club de los "buzzer beater" tras sus triples espectaculares de campo a campo en las Finales. Pese a no anotar gran cantidad de puntos, sumó más que en todos las series anteriores y sus triples siempre fueron en momentos determinantes, pese a que no valieses para ayudar a ganar. Bibby, no jugó para nada su mejor serie y al igual que Mike Miller estuvieron bastante espesos los 6 partidos. Joel Anthony, cumplió su cometido defensivo, y Haslem, probablemente pese a se esperaba más de él, dio lo mejor de si mismo tras su salida de la lesión. Cuánto menos sorpresivas las fugaces apariciones de Eddie House y Juwan Howard, que cumplieron pese a sus escasos minutos. No se esperaba gran cosa de ellos, pero ayudaron en lo que pudieron.



Spoelstra, tras su primera campaña cómo entrenador NBA, puede estar contento, ya que tras un comienzo titubeante consiguió nada menos que llegar a unas Finales. Aunque esto no signifique que vaya a continuar en el cargo, debería estar contento ya que tanto Bulls cómo Celtics fueron rivales duros en temporada regular, que en playoff no supieron enfrentar el talento de Florida.

Pese a lo que pueda pensar el mundo en general, las temporadas de ambos equipos fueron memorables, y pese a que las finales no fueron muy vistosas, todos los partidos estuvieron igualados y eso es algo que se agradece.

En mi humilde opinión, no creo que sea un fracaso absoluto la derrota de los Beach Boys, pese a que se quedaron a tan sólo 2 victorias del anillo. Un equipo recién remodelado con un entrenador novato, que adapta todo su caudal ofensivo a 3 megaestrellas, y con unos especialistas que dieron lo mejor de sí toda la temporada pese a su nivel, que llega a las Finales a la primera de cambios? Pueden estar orgullosos.







"- Nos tomamos la siguiente aquí o en el Área?

- Da igual, somos los mejores en cualquier sitio..."

1 comentario:

  1. NBA, NBA... ¿Para cuando un especial de la ACB?
    Por cierto creo que la ganó el Barça 3-0

    ResponderEliminar