28 mar. 2011

El bueno, el feo y el manco VIII


Otro lunes más nos toca designar nuestros tres "galardonados". Esta semana, el bueno, el feo y el manco son Darryl Middleton, Sébastien Loeb y Ismael Falcón.

El bueno de la semana es Darryl Middleton, que tras debutar esta semana con el Power Electronics Valencia batió el record de longevidad en ACB que poseía Mike Higgins. El jugador norteamericano es toda una leyenda en ACB y en Europa. A lo largo de su carrera, jugó en 5 equipos ACB, donde consiguió 3 premios de MVP y fue campeón en una ocasión, y en varios equipos europeos de primer nivel como Panathinaikos, donde ganó una Euroliga. Además, Middleton también hizo una gran labor en sus equipos a nivel personal, cabe destacar su labor por reflotar a su amado Girona y el interés que pone en la formación de los jóvenes, como  Marc Gasol cuando fueron compañeros en el Akasvayu. En esta página, se pueden ver vídeos de ejercicios de entrenamiento realizados por él mismo

Sebastién Loeb se merece la denominación de feo de la semana por su cruce de cables en el Rally de Portugal. En el segundo tramo, Mikko Hirvonen sufría un pinchazo y tras cambiar la rueda salía justo delante del piloto francés. La nube de polvo que se levantaba tras el paso del Ford Fiesta de Hirvonen imposibilitó que Loeb pudiera llevar un alto ritmo de carrera y que lo adelantara, perdiendo las opciones de luchar por el primer puesto de la general del rally, por lo que el piloto de Citroën llegó muy enfadado al final del tramo. Entonces, cuando llegó, fuera de si le dió un golpe al coche de Hirvonen. Un acto bastante feo para un gran campeón como Sebastién Loeb, que parece que está bastante nervioso con la rivalidad que tiene con su compañero Ogier. Al final, el equipo Citroën le pidió explicaciones a Ford por la acción de Hirvonen, argumentando que se trataba de una estrategia de equipo, algo que negaron y el piloto galo tuvo que disculparse.

 

El manco de la semana se lo ganó Falcón, el portero del Celta. El jugador gaditano, cometió un gran error en el partido que jugaba su equipo esta semana en Balaídos contra el Recreativo de Huelva. En un lance del juego, el arquero agarró el balón y un jugador rival se acercó y chocó contra él. Entonces, Falcón le dió un codazo en la cara con un gesto bastante exagerado lo que provocó su expulsión y influyó mucho en la derrota de su equipo por 0-3. Pese a la exageración del jugador rival, el gesto del portero del Celta fue sancionado correctamente y fue clave en el resultado de un partido muy importante para acabar con la mala racha del equipo y poder seguir peleando por el ascenso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario